Las razones fundamentales que explican la creciente utilización del gas natural pasan por el menor impacto ambiental que presenta su combustión, por su alto poder calorífico y por la facilidad de su utilización. Además, en el sector eléctrico, la puesta a punto en los últimos años de tecnologías de ciclo combinado que permiten usarlo para generación de electricidad con elevados rendimientos, explica que este combustible pase a tener en el futuro un importante peso en este sector. No obstante, la alta demanda de los últimos años den hemisferio norte y Asia de gas natural hace que su precio sea más elevado a lo que hay que sumar las complicaciones geopolíticas de algunas zonas donde están las principales reservas.

Las reservas probadas de gas natural ascienden a casi 195.000 millones de m3 y están concentradas en Rusia, Irán, Catar y Estados Unidos.

Los principales países productores son Rusia, EE.UU. y Canadá. Les siguen otros países con menor producción, como son Reino Unido, Argelia, Indonesia y Holanda.

Fotografía: Fuente. PublicDomainPictures en Pixabay