Consumo en Andalucía

Según datos de la Agencia Andaluza de la Energía, con una población de 8,3 millones de habitantes y una superficie de 87.597 km2, Andalucía tuvo en 2011 un consumo de energía primaria de 19.053,3 ktep (14,73% del total de España), con un consumo per cápita de 2,3 tep/hab. El sector transporte es el que presentó un consumo más elevado (36%), seguido de la industria (32,5%), el sector residencial (14,2%), los servicios (9%) y el sector primario (8,3%).

A pesar del desarrollo de las energías renovables, el modelo de abastecimiento energético andaluz sigue aún muy vinculado a los combustibles fósiles: los derivados de petróleo cubren el 46% de la demanda energética total, lo que implica una dependencia energética del exterior que suponen casi el 90% del consumo.

Aún así, la apuesta por la explotación de los recursos renovables autóctonos está permitiendo un notable aumento en la generación de energía a partir de estas fuentes, llegando en la actualidad a cubrir el 15,8% del consumo energético primario.

El mix de generación eléctrica andaluz está creciendo en potencia renovable y supone ya el 35,6% de la potencia total instalada. Junto con el gas natural, suman actualmente el 76%, lo que ha supuesto una gran reducción de las emisiones de CO2 por unidad de generación en los últimos años. Un hecho que ha coincidido además con la intensificación de las políticas de fomento del ahorro y la eficiencia, que han contribuido a reducir también la intensidad energética.