Eólica

Qué es:  Es la energía cinética generada por las corrientes de aire y que después es transformada en otras formas de energía aprovechables para la actividad humana.

Cómo se obtiene: La radiación solar es absorbida de forma irregular por la atmósfera, dando lugar a masas de aire de diferentes temperaturas que se desplazan desde las altas presiones hacia las bajas, generando así viento. La energía del viento es utilizada mediante máquinas como los molinos. En ellos, la acción de la fuerza del viento sobre unas aspas oblicuas unidas a un eje convierte la energía cinética en energía mecánica de rotación, aprovechable tanto para accionar directamente otra máquina (para moler cereales, bombear agua, etc.) como para la producción de energía eléctrica. Para el segundo caso, el viento hace girar las aspas de un aerogenerador que, a su vez y mediante un sistema mecánico, hacen girar un rotor (generalmente un alternador), que convierte la energía mecánica en eléctrica.

 

Aerogenerador

 

Historia: La energía eólica ha sido utilizada desde la antigüedad tanto para impulsar los barcos de vela como para hacer funcionar la maquinaria de un molino. El norteamericano Charles F. Brush construyó, en 1887, la primera máquina considerada aerogenerador de electricidad. Y no fue hasta 1957 que el ingeniero danés Johannes Juul fabricara el primero apto para corriente alterna. Pero hubo que esperar a los años 80 del siglo pasado, tras  la primera crisis del petróleo, para que este tipo de energía tuviera un verdadero impulso. 
 Ya en el siglo XXI, La energía eólica está creciendo de forma imparable.

Ventajas: Además de ser renovable, no produce emisiones atmosféricas ni residuos. Ayuda a reducir el uso combustibles fósiles, por lo que contribuye a frenar el efecto invernadero y la lluvia ácida. No erosiona ni altera las características del suelo. Puede instalarse en espacios no aptos para otros fines y, a la vez, convivir con otros usos del suelo. Permite el autoabastecimiento local, siendo independiente de cualquier relación comercial exterior. Al finalizar la vida útil de la instalación, el desmantelamiento no deja huella. Su rendimiento es excelente.

Inconvenientes: Modifican el paisaje, ya que tienen un impacto visual grande. Su producción es intermitente porque sólo se genera energía mientras haya viento, de modo que no puede ser utilizada como única fuente de energía eléctrica. Al subir y bajar su producción en función de la velocidad del viento, se desgasta más la maquinaria. Los aerogeneradores producen ruido y el giro de las aspas mata a las aves. Además, son máquinas muy grandes por lo que su fabricación y transporte contamina y encarece su explotación.

 

Parque eólico

 

En nuestro territorio: La energía eólica cubre el 30% de la demanda eléctrica en España. Nuestro país, junto a Alemania y EEUU está a la cabeza de instalaciones eólicas del mundo. El auge de los parques eólicos es debido a las excepcionales condiciones de viento existentes, sobre todo en Andalucía y, concretamente, en el Golfo de Cádiz.

Perspectivas de futuro: La necesidad de reducir las emisiones de CO2 asegura el futuro la energía eólica. En España grandes empresas están interesadas en el desarrollo de la energía eólica marina en los próximos años, por lo que ya se está trabajando en su regulación e implantación. Asimismo, se prevé el crecimiento del sector minieólico, que está basado en pequeños generadores que permiten el suministro de electricidad en lugares aislados y que producen electricidad en los mismos puntos de consumo. Su debe apostar por la investigación y la fabricación nacional de los componentes tecnológicos.