Introducción

El sistema energético actual se enfrenta al doble reto de satisfacer la creciente demanda derivada de la actividad humana, al tiempo que precisa reducir los impactos negativos sobre el medio ambiente haciendo un uso cada vez más sostenible, responsable y eficiente de los recursos existentes. Para alcanzar estos objetivos, es fundamental la apuesta por la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i).

Una apuesta que Andalucía viene realizando desde hace tiempo y que la han convertido en una región pionera en el desarrollo de nuevas tecnologías, especialmente en el campo de las energías renovables, disponiendo de centros de investigación y desarrollo punteros. La capacidad técnica y logística de Andalucía, además de en proyectos tecnológicamente innovadores, se está aplicando también en el ámbito del ahorro y la eficiencia energética, de acuerdo con el Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética (PASENER).

El trabajo realizado en Andalucía desde distintos organismos y entidades, centros de investigación y universidades está detrás de todos estos logros.